ANSIEDAD EN LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA: CUÁNDO BUSCAR AYUDA PROFESIONAL

Ansiedad, Psicología adolescente, Psicología Infantil
Susana Zazo Díaz | Psicóloga General Sanitaria

La ansiedad en la infancia y la adolescencia es un tema de gran importancia en el campo de la salud mental. Tanto niños/as como adolescentes pueden experimentar diferentes formas de ansiedad que pueden afectar su bienestar emocional y su funcionamiento diario.

Durante la infancia, es común que los/las niños/as experimenten ansiedad en situaciones nuevas o desconocidas, como el primer día de escuela o una visita al médico, o miedo ante determinados estímulos como la oscuridad, los ruidos extraños o separarse de los/as padres/madres. Los/as adultos/as debemos esforzarnos por comprender estos miedos, para poder ayudarles a afrontarlos y no esconderlos. Sin embargo, cuando el miedo o la ansiedad se vuelven persistentes, intensos y limitantes, puede estar indicándonos la presencia de un trastorno de ansiedad.

Algunos de los trastornos de ansiedad más comunes en la infancia incluyen el trastorno de ansiedad por separación, la fobia específica, el trastorno obsesivo compulsivo y el trastorno de ansiedad generalizada.

En la adolescencia, los síntomas de ansiedad son frecuentes y pueden complicarse y tener un impacto significativo en la calidad de vida de los/as adolescentes. Los trastornos de ansiedad más comunes en esta etapa incluyen el trastorno de ansiedad social, el trastorno de pánico y el trastorno de estrés postraumático. Estos trastornos pueden manifestarse a través de síntomas como preocupación excesiva, miedo intenso, ataques de pánico, evitación de determinadas situaciones, aislamiento social o dificultades para separarse de las figuras de apego.

La ansiedad en la infancia y la adolescencia no debe ser ignorada ni considerada simplemente como una fase pasajera. La detección temprana y una intervención adecuada pueden marcar la diferencia en el bienestar a largo plazo de los/las niños/as y adolescentes afectados/as.

PRINCIPALES SEÑALES

ANSIEDAD EN LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA: CUÁNDO BUSCAR AYUDA PROFESIONAL 0

Algunas señales que pueden advertirnos de la necesidad de buscar ayuda profesional serían los siguientes:

  • Duración e intensidad de los síntomas de ansiedad

Si los síntomas de ansiedad persisten durante un período prolongado de tiempo, como varias semanas o meses, y/o afectan significativamente la vida diaria del/la niño/a o adolescente, es recomendable buscar una evaluación profesional. Los síntomas más frecuentes serían preocupación excesiva, miedo intenso, ataques de pánico recurrentes, evitación de situaciones sociales o dificultades para separarse de las figuras de apego.

  • Quejas físicas frecuentes y variadas sin encontrar una explicación orgánica.
  • Interferencia con el funcionamiento diario.

Si la ansiedad interfiere con el rendimiento académico, las relaciones sociales, la participación en actividades extracurriculares o el bienestar emocional general del/la niño/a o adolescente, es un indicador importante para buscar ayuda profesional. La ansiedad que limita las oportunidades de crecimiento y desarrollo personal merece una atención adecuada.

  • Pesadillas persistentes y dificultades para conciliar el sueño o descansar adecuadamente.
  • Deterioro significativo en la calidad de vida.
  • Si la ansiedad tiene un impacto significativo en la calidad de vida del/la niño/a o adolescente, causando angustia emocional intensa, alteraciones del sueño o del apetito, dificultades para concentrarse o problemas de salud física relacionados, es importante buscar evaluación y tratamiento profesional.

  • Ataques de rabia, irritabilidad crónica, desobediencia o agresión persistente.

La ansiedad y el miedo pueden manifestarse con síntomas de preocupación y miedo, pero también puede hacer que el/la niño/a o adolescente se muestre enfadado e irritable.

  • Impacto familiar.

Si la ansiedad del/la niño/a o adolescente está generando un impacto significativo en la familia, como tensiones en las relaciones, conflictos frecuentes o cambios en la dinámica familiar, buscar ayuda profesional puede ser beneficioso para brindar apoyo a todos los miembros de la familia.

  • Comorbilidad con otros trastornos.

Si el/la niño/a o adolescente presenta síntomas de ansiedad junto con otros trastornos psicológicos, como depresión, trastornos del sueño o trastornos de alimentación, es importante buscar ayuda profesional para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Cada niño/a y adolescente es único/a, por lo que la manifestación de la ansiedad puede variar. Por eso, ante la sospecha de que un/a niño o adolescente esté lidiando con ansiedad significativa, es fundamental buscar el apoyo de un/a profesional de la salud mental para que pueda realizar una valoración de lo que está ocurriendo. El apoyo temprano puede marcar una gran diferencia en su bienestar y desarrollo a largo plazo.

ANSIEDAD EN LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA: CUÁNDO BUSCAR AYUDA PROFESIONAL 0
Dirección

C. del Dr. Esquerdo, 18, Escalera A, 1ºC
28028 Madrid

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad