IMPACTO DEL TOC EN NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES

Ansiedad, Psicología adolescente, Psicología Infantil, Psiquiatría infanto-juvenil, Trastorno Obsesivo Compulsivo
Susana Zazo Díaz | Psicóloga General Sanitaria

Tanto en niños/as como en adolescentes, las obsesiones y compulsiones tienen un impacto profundo en su vida diaria. Estas manifestaciones del Trastorno Obsesivo Compulsivo afectan a sus relaciones familiares y sociales, así como su desempeño académico y su capacidad para disfrutar del tiempo libre. Esto conduce a problemas significativos de autoestima y a un estado de ánimo disminuido.

El TOC se relaciona con una disminución en la calidad de vida, y este deterioro es más notable cuanto más severos sean los síntomas. Además, se ha observado que un inicio temprano y una prolongada duración del trastorno están vinculados con una mayor interferencia en la vida cotidiana

Es especialmente perjudicial durante estas etapas del desarrollo porque son momentos críticos en los que se adquieren y consolidan muchas habilidades y competencias fundamentales para la vida. El impacto del Trastorno Obsesivo Compulsivo puede obstaculizar el desarrollo adecuado de estas habilidades, lo que puede tener consecuencias a largo plazo en el bienestar y la adaptación del individuo.

En el caso de los/as niños/as, la vida puede volverse sumamente estresante debido a este trastorno. El estrés crónico asociado al TOC puede afectar negativamente la plasticidad cerebral y la función cognitiva en desarrollo, lo que puede tener implicaciones significativas en el aprendizaje, la memoria y el desarrollo emocional del/la niño/a.

Es estresante por muchos factores. Por ejemplo, los rituales consumen una cantidad significativa de tiempo, lo que a menudo resulta en retrasos para realizar actividades cotidianas o incluso en la ausencia a ellas. Además, muchos de estos rituales suelen llevarse a cabo por la noche antes de acostarse, prolongando el tiempo para ir a la cama y afectando su descanso. Esto puede generar fatiga durante el día, lo que a su vez impacta negativamente en su rendimiento. Es común que este estrés constante genere sentimientos de tristeza e irritabilidad en los/as niños/as y adolescentes.

Las obsesiones y compulsiones del TOC también pueden obstaculizar su capacidad para disfrutar plenamente del juego y la compañía de sus amigos/as. Por ejemplo, las obsesiones relacionadas con la contaminación o la suciedad pueden hacer que eviten ciertas actividades o lugares por miedo a ensuciarse. Del mismo modo, las obsesiones que involucran a otras personas pueden generar ansiedad social y dificultar las interacciones con amigos/as y compañeros/as. Este impacto en su vida social puede provocar sentimientos de aislamiento y frustración.

En el entorno escolar, algunas obsesiones, como las relacionadas con la simetría y la perfección, pueden llevar a los/as niños/as o adolescentes a realizar rituales como revisar, borrar y rehacer las tareas varias veces. Esto afecta su atención y concentración, lo que a su vez incide en su desempeño académico, ya que dedican una cantidad excesiva de tiempo y energía a realizar estas actividades rituales en lugar de concentrarse en aprender y completar sus tareas de manera efectiva.

Algunos niños/as y adolescentes afectados/as por el TOC pueden sentirse aislados y ser objeto de burlas por parte de otros/as niños/as. Otros/as tienden a aislarse debido a la vergüenza que experimentan o para evitar el malestar que les provoca su condición. Los/as adolescentes mayores pueden sentirse ridículos o diferentes e intentar ocultar su problema o distanciarse de sus compañeros/as, lo que puede afectar negativamente sus relaciones sociales y su sentido de autonomía. Esta situación puede generar un impacto emocional significativo y dificultar la capacidad del/la niño/a o adolescente para relacionarse y desenvolverse en su entorno social.

Por otra parte, algunos tipos de obsesiones pueden tener efectos negativos para la salud. Por ejemplo, las obsesiones de contaminación pueden llevarles/as a evitar ir al médico o incluso a desarrollar problemas dermatológicos debido al exceso de lavado. Los rituales también pueden interferir en las horas de sueño, descanso y en la alimentación, lo que puede tener repercusiones en su salud física y emocional. Es importante abordar estos aspectos para garantizar un adecuado cuidado de la salud integral de los/as niños/as y adolescentes con este trastorno.

Psicología Madrid Centro

Dirección

C. del Dr. Esquerdo, 18, Escalera A, 1ºC
28028 Madrid

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad