PERSONALIDAD Y TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA

Ansiedad, Depresión, Psicología adultos, Trastornos de la Conducta Alimentaria, Trauma Psicológico
Carla da Vila Crespo | Psicóloga General Sanitaria
PERSONALIDAD Y TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA 0

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) y los trastornos de la personalidad se presentan de forma simultánea con mucha frecuencia. Concretamente, la literatura científica expone que hasta el 81,9% de los pacientes con trastornos alimentarios manifiestan al menos otro diagnóstico psiquiátrico importante como, por ejemplo, depresión, ansiedad o trastornos por consumo de sustancias; y el 69% tiene al menos un diagnóstico de trastorno de personalidad, lo cual muestra una importante conexión entre los trastornos alimentarios y los trastornos de la personalidad.

Todos los trastornos alimentarios comparten un núcleo patológico común: preocupación excesiva por el peso, el cuerpo y el control de la alimentación; sin embargo, los rasgos de personalidad relacionados con estos trastornos son diversos.

Por ello, comprender el papel de la personalidad es importante en la evaluación y tratamiento de estos trastornos, aunque es difícil determinar si un rasgo de personalidad concreto refleja la causa o el efecto de un trastorno alimentario, puesto que los comportamientos relacionados con los trastornos alimentarios pueden formar parte de un patrón más general de regulación emocional y no de un trastorno de personalidad. En esos casos, se hace fundamental atender los problemas emocionales subyacentes, que muchas veces tiene que ver con llevar a cabo trabajo de reparación de trauma y apego, y no centrarse solamente en la eliminación de los síntomas relacionados con los problemas alimenticios.

Se podría decir, entonces, que la relación entre trastornos de personalidad y trastornos alimentarios es muy compleja, ya que la alteración de la personalidad puede presentarse como una complicación propia del trastorno alimentario o como un factor que lo predispone, así como por una entidad independiente de este.

LA RELACIÓN ENTRE LA PERSONALIDAD Y LOS DISTINTOS TCA

PERSONALIDAD Y TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA 1

La personalidad de los pacientes con anorexia se describe como una personalidad introvertida, dependiente, obsesiva y con gran inseguridad interpersonal; y cuando ésta se presenta con un trastorno de personalidad comórbido, tienen lugar mayor número de vómitos, atracones, sintomatología compatible con ansiedad y depresión, mayor número de intentos de suicidio y mayores obstáculos en las relaciones interpersonales, intensificándose así sus síntomas.

Además, los estudios muestran que la anorexia de tipo restrictivo se presenta con una mayor frecuencia con trastornos de personalidad del grupo C, concretamente con el trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad y el trastorno de personalidad por evitación, aproximadamente en un 35% de los casos. En cambio, se ha visto que el 40% de los pacientes con anorexia de tipo purgativo presentan una personalidad de tipo límite.

En relación a la bulimia nerviosa la literatura científica muestra que una alta proporción de estos pacientes también cumplen criterios diagnósticos para un trastorno límite de la personalidad. Cuando se comparan pacientes con bulimia nerviosa con y sin trastorno de la personalidad, se observa que ambos muestran conductas semejantes en cuanto a la imagen corporal y al peso. En cambio, aquellos con trastorno de personalidad presentan una puntuación más alta en sensibilidad en las relaciones interpersonales, sintomatología depresiva, ideación paranoide, ansiedad fóbica, junto con una mayor hostilidad e irritabilidad. Además, se ha visto cómo aquellos pacientes con bulimia nerviosa y trastorno límite de personalidad presentan con gran frecuencia historia de abuso sexual, hostilidad, conflictividad, autolesiones durante la adolescencia, un gran empobrecimiento emocional e inestabilidad afectiva. Algunos estudios también sugieren que, en ocasiones, puede haber una confusión conceptual entre bulimia nerviosa y trastornos límite de la personalidad, en consecuencia, de la superposición de la sintomatología propia de ambos trastornos.

Asimismo, se ha visto que dentro de los/las pacientes con trastornos alimentarios, los/las que presentan en mayor proporción rasgos de personalidad límite o trastorno límite de la personalidad de tipo más severo son aquellos/as que presenta una sintomatología de tipo purgativo.

De todos estos datos se desprende la importancia de un diagnóstico certero ya que la falta de atención a la severidad de esta comorbilidad podría dar como resultado la continuación de la sintomatología del trastorno alimentario y, por tanto, a una mayor dificultad en su tratamiento y recuperación, pudiendo dar lugar a la cronicidad del trastorno.

Además de una correcta valoración, es necesario trabajar codo con codo con los/as familiares del/la paciente, de manera que todos/as ellos/as entiendan también que es más importante apoyar y acompañar que estar únicamente centrados/as en la relación con la comida y el peso.

Psicología Madrid Centro

Dirección

C. del Dr. Esquerdo, 18, Escalera A, 1ºC
28028 Madrid

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad