CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS DE LA INFIDELIDAD

Ansiedad, Duelo, Psicología adultos, Trauma Psicológico
Susana Zazo Díaz | Psicóloga General Sanitaria

La mayoría de los estudios sobre las consecuencias de la infidelidad han mostrado fuertes repercusiones emocionales, sobre todo (pero no únicamente) en la persona traicionada.

Una de las consecuencias más frecuentes es la separación, inmediatamente o tiempo después, y a veces de una manera traumática.

No obstante, también hay algunas parejas que deciden apostar por la relación e intentar reconstruirla. Todo dependerá de las circunstancias de cada uno/a.

EFECTOS PSICOLÓGICOS Y EMOCIONALES EN LA PERSONA TRAICIONADA

A veces ocurre que la persona engañada lleva tanto tiempo sospechando de la infidelidad sin poder confirmarla que el descubrimiento supone al principio una liberación.

Salvo en estos casos, suele conllevar una cascada de emociones con una fuerte carga, tales como dolor, incredulidad, angustia, rabia, sentimiento de poca valía, de traición, miedo, vergüenza, pérdida de confianza, una creciente necesidad de abandonar a la pareja.… El sufrimiento emocional es enorme y especialmente resuena la palabra traición, el sentimiento de ser víctima de alguien muy querido.

A nivel cognitivo, una de las primeras reacciones de la persona engañada son la presencia de rumiaciones constantes acerca de lo ocurrido, tanto que pueden llegar a afectar a su funcionamiento diario. También suelen caerse ciertos esquemas y creencias de seguridad y confianza en los demás y en las relaciones. Se rompe la confianza tanto en esta pareja como en otras posibles futuras, provocando sentimientos de rabia y desamparo.

A nivel conductual pueden aparecer ciertas reacciones de agresividad, conductas de hipervigilancia y chequeo para intentar averiguar, preguntas continuas o repetitivas en un intento de entender qué ha pasado, por qué ha sucedido… el entender aporta control y disminuye la sensación de indefensión. También pueden aparecer conductas contrarias, tales como el aislamiento y la ruptura de contacto con la pareja y la búsqueda de apoyo en la familia y amigos/as.

Las reacciones de la persona traicionada se asemejan a las que aparecen en el trastorno por estrés postraumático.

Con el tiempo la intensidad de estas reacciones psicoemocionales suele ir remitiendo y prevalecen otros sentimientos asociados a la pérdida y el engaño. Como en cualquier proceso de duelo y trauma no se trata de un proceso lineal, sino con subidas y bajadas, pero cada vez con menos cuestas y de menor duración.

Hay que tener en cuenta que una infidelidad puede traer consecuencias difíciles de superar, tanto en la identidad y autoestima de la persona engañada, como a la hora de vincularse de nuevo, siendo en ocasiones necesario buscar ayuda profesional para poder superarla.

CONSECUENCIAS EN QUIEN COMETE LA INFIDELIDAD

La infidelidad también tiene repercusiones en quien la perpetra. Aunque depende del tipo de infidelidad, de factores relacionados con la persona, de las expectativas de futuro, el contexto en el cual tiene lugar, etc., lo cierto es que los estudios también muestran consecuencias en la persona que comete la infidelidad.

A nivel cognitivo, es frecuente que aparezca la culpa y el auto reproche. A veces se inicia un proceso de toma de decisiones donde se evalúan los riesgos y beneficios de continuar (en el caso de la infidelidad recurrente con una misma persona) o abandonar el affaire, de desvelarlo o mantenerlo en secreto, etc.

Para algunas personas la incoherencia y el conflicto entre las creencias y valores y la ruptura del compromiso con la pareja provoca un estado de tensión y ansiedad. A veces, se termina normalizando la infidelidad en un intento de la mente de salir de ese estado.

A nivel emocional la persona infiel también puede experimentar decepción consigo misma, vergüenza, miedo y ansiedad por las posibles consecuencias, arrepentimiento, etc.

También se han podido desarrollar vínculos afectivos con la otra persona y temer el fin de la relación o las consecuencias en ésta.

CONSECUENCIAS EN LA RELACIÓN DE PAREJA

La infidelidad también tiene fuertes repercusiones en la relación de pareja. Tanto es así que la mayoría no puede resolverlo y acaban separándose, inmediatamente o tiempo después y, con frecuencia, de manera traumática.

Entre las consecuencias dentro de la relación de pareja están la pérdida de confianza, una mayor conflictividad, la desconexión del otro, la ruptura del compromiso de lealtad, el deterioro del vínculo emocional y una desvalorización de la relación, entre otras.

Sin embargo, no todas las relaciones terminan después de una infidelidad. En ocasiones, a raíz de esta experiencia y pasado el torbellino emocional, los miembros de la pareja evalúan el estado de la relación y los motivos que pudieron favorecer su debilitamiento y deciden iniciar un proceso de fortalecimiento y reestructuración del vínculo que puede suponer un cambio positivo en la relación.

Las razones que llevan a unos/as u otros/as a tomar una u otra decisión son múltiples y muy personales. En cualquier caso, lo cierto es que, para bien o para mal, la relación original nunca volverá a ser la misma.

CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS DE LA INFIDELIDAD 0
Dirección

Calle Hermosilla 114,  1ºC
28009, Madrid

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad